La selva boscosa estaba cubierta por una extraña telaraña negra. Toda la cubierta vegetal se encontraba enterrada bajo capas y más capas de esta sustancia, de un origen que ningún miembro del grupo de Gartok lograba reconocer.

Gartok era un Damorian, un esclavo libreo que se había unido a un grupo de humanos e Ichar de clase baja para encontrar una joya con la que, según se decía, se podría localizar cualquier fortaleza nuar en el espacio.

Su amo, el Ichar llamado Admun Char, les había enviado en esa misión, y debido a sus conocimientos de táctica, él era quien dirigiría el avance.

Tras él, caminaba un variopinto grupo de Seres.

Eslicelian, el gigantesco Serpian, Salin-el – Behir, su único amigo humano, Polar, el Secreto, líder de la expedición, un Ichar de clase baja, y por último, la hermosa Lair, hija de Polar y una mujer humana.

De repente, la selva pareció estallar en un sinfin de chillidos y crujidos, todos los árboles de alrededor se llenaron con la presencia de miles de seres arácnidos gigantescos.

Gartok aprestó sus garras para el combate, sabiendo que ahora le tocaba hacer su parte del trabajo.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Relatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: