Ashur-marik.

 

Esta prestigiosa marca externa pertenece a la Casa Sar´valior, cuyos miembros son llamados los Sars Oscuros.

Situada en la lejana galaxia M-531, se accede a ella por un enorme portal que se abre a una mar de aguas azul oscuro, iluminadas por un moribundo sol rojizo. El mundo sobre el que se asienta es casi totalmente acuático, pero los Ichar sólo han construido sus ciudadelas y colonias en las numerosas islas que surgen rompiendo la superficie del gran océano que anega toda la superficie del planeta.

Sobre las principales y más estratégicas islas se asientan una docena de ciudadelas Ichar, que se encargan de velar por los intereses de la casa Sar. Desde aquí, los escuadrones Ichar y sus esclavos vigilan las maravillosas granjas submarinas de los Charminar. Los Charminar, fueron una de las primeras razas que se enfrentaron a los Ichar. Durante eones, cuando los Ichar eran un número reducido sin apenas esclavos, los Charminar opusieron tenaz resistencia, pero sus ciudades eran arrasadas una tras otras, y pronto la guerra de guerrillas resultó insuficiente. Eran un pueblo al borde de la destrucción, hasta que los Ichar descubrieron los Cristales. Los Charminar, una especie de insectos gigantes acuáticos, con forma semihumana, forman una crisálida para evolucionar a su siguiente etapa reproductiva. Esta crisálida, está compuesta por uno de los cristales más duros que el cosmos ha generado.

Esclavos para el Imperio

Los Ichar, que contemplaron cómo los Charminar emergían de estos cristales totalmente transformados, enseguida quisieron utilizar estos cristales como material para construir sus edificios y torres. Así, todo el planeta fue convertido en un sistema de innumerables granjas donde los Charminar son obligados a pastorear a sus propios congéneres que yacen colgados de enormes estructuras. Cuando un Charminar entra en esta fase es conducido, a menos que sus amos les deseen como futuro espécimen reproductor, a una de estas colosales torres submarinas, y allí, se una a los miles de seres que están colgados como un racimo a la espera que un Ichar les haga desaparecer del interior del cristal, quedando únicamente como testimonio de su existencia uno de estos maravillosos pero trágicos cristales.

Miles de torres-racimo emergen desde los fondos marinos, iluminando con la luz de sus cristales las oscuras aguas, ofreciendo a la vez un espectáculo hermoso y desalentador. Mientras los Ichar vigilan sus granjas desde las fortalezas de la superficie, y recogen la cosecha de riqueza para la Casa y el Imperio Ichar.

Las lunas gemelas

Otro punto importante en esta marca son las lunas gemelas. Las Dos Hermanas de Sar, lunas gemelas, brillan en todo momento sobre el planeta, iluminadas por la tenue luz de su sol. En la más pequeña de ellas, tiene su base la Legión Espíritu.

Esta legión de prodigiosos Ichar tiene fama de extraños. ¿La causa? La utilización de los cristales para la guerra. Otra de las características de los cristales es que existen tres tipos de ellos, uno por cada metamorfosis que sufren los Charminar durante su vida.

Los cristales más abundantes sirven para edificar estructuras de una resistencia sin parangón. Edificios tan altos que empequeñecen las montañas. En ellos, predomina el color azul.

La siguiente etapa de gestación produce unos cristales de color verde, que sirven para construir cámaras de captación de energías arcanas. En estas cámaras, se acumulan las energías de los arcanos y los magos Ichar, para producir grandes efectos.

Por último, la última etapa en la vida de un Charminar (a la que llegan muy pocos), comienza produciendo un cristal totalmente transparente. Estos cristales, más duros que casi cualquier material del cosmos, son utilizados para forjar las armas de la Legión Espíritu. Los filos construidos con estos cristales son capaces de cercenar el acero y los metales más duros, al mismo tiempo que absorben las energías que algunas especies, incluidos algunos Ichar, utilizan como protección.

La fuerza de la casa, sus cristales

Debido a que no existe defensa física o mágica contra estas armas, la casa Sar las guarda como oro en paño, como su mayor tesoro, pues estas armas han hecho invencible a sus legiones, y los cristales y sus poderes han conseguido que esta casa posea una Torre Negra en Sherian-Dragon.

Muchos individuos, ciudades y legiones desean obtener una o más de estas armas, para entrenar comandos asesinos, o a sus guardaespaldas en su uso. Sin embargo, pocos de ellos lo han conseguido, y las hazañas logradas por sus poseedores, decoran los muros de muchas casas y monumentos de las Doce Ciudades.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Marcas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: