Desperion, el Portal de los Mundos

Desperion, el Portal de los Mundos

Las leyendas rusas hablan de un lugar en el centro de las estepas que se traga todas las señales. Ninguna expedición ha logrado jamás volver de ahí, por lo que el Gobierno dejó de mandar soldados y lo archivó como un expediente misterioso.

Tras una cordillera en pleno centro de Asia existe una enorme planicie gris. A diferencia de las estepas y desiertos que la rodean, la llanura tenía un color gris, ceniciento y ningún rayo de sol penetra la oscura capa de nubes que la cubre. Las nubes en el cielo son enormes nubarrones grises compuestos de cenizas. Toda la masa de nubes sobre las cabezas de quienes llegan al valle esta compuesta por una materia grisácea arremolinada, como si los productos de miles de incendios estuviesen siendo agitados por un huracán.

Poderosas descargas de rayos rasgan la ya agrietada tierra, toda cubierta de un tono gris que le da el aspecto de un desierto de muerte, un campo santo de cenizas y desesperación.

Pero más allá del paisaje, sobrecogedor sin duda, lo que enmudece a los pocos que lo han contemplado era lo que había en su centro. Enorme, alto como una pequeña montaña, se erguía un descomunal arco de roca negra, como si la lava de un volcán hubiese surgido de repente de las entrañas de la tierra, describiendo un arco de más de cien metros de altura, y se hubiese solidificado nada más tocar tierra en el otro extremo.

Enormes aristas de roca surgían de su estructura, y los rayos que hacían temblar la llanura, parecían ser más fuertes en sus cercanías. El aire estaba cargado con una energía estática, que parecía elevar las cenizas del suelo con la fuerza de su poder.

El arco que traza la roca, crepita con energías eléctricas, y las cenizas se arremolinan en su interior, no permitiendo ver el otro lado.

A los pies de la estructura ciclópea se erigen cientos de rocas menores, como menhires y dólmenes milenarios. Por entre las rocas, los vientos hacían correr las cenizas en locos juegos de persecución.

Todo el ambiente esta cargado con una opresiva atmósfera de miedo.

Es Desperion, el Portal de los Mundos.

Puerta al universo

La estructura megalítica central es en realidad un portal a las posesiones Ichar. La esencia de varios arcanos Ichar reside en el lugar, por lo que dicho portal puede conectar con cualquier lugar del cosmos donde los Ichar tengan una significativa presencia.

Cualquiera que consiga atravesar las rocas grisáceas que forman su umbral, podrá viajar a cualquier ciudad, fortaleza o Marca Ichar. Incluso se podría aparecen en medio de una legión en plena campaña.

Pero Desperion no está sin vigilar. La galerna de cenizas que rodea el lugar es uno de los más poderosos espíritus de la Tierra. Cuando un intruso pisa su territorio, la galerna le ataca convertida en un gigante furioso que sobrepasa los menhires y los dólmenes del terreno como una tormenta de arena.

Nadie sabe quien edificó este lugar, ni qué poderosa fuerza ha logrado mantener los espíritus de varios poderosos arcanos Ichar atados a la estructura para darla poder.

Tampoco es un lugar muy frecuentado, pues el portal es inestable y peligroso, incluso para un Ichar.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Otros Lugares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: