EL MUNDO DE LOS HUMANOS


Una carta desde el infierno

Tal vez, si has leído las novelas antes de jugar a este juego de rol ya sepas la situación del mundo en este momento, pero por si no es así, te describimos cómo están las cosas en la Tierra de los hombres, y cómo se ha llegado hasta aquí. Para ello, os presentamos a continuación un informe de un antiguo miembro de las Geo-Con entregado al Secretario General de la ONU. Hay que decir, que en la traducción se ha evitado el lenguaje militar, y que algunos hechos subjetivos se han “colado” voluntariamente en su redacción final, pero tanto su autor como el traductor consideran que sin esas opiniones, no se puede tomar conciencia del verdadero horror al que la humanidad se enfrentó.

“Señor Secretario General, como asesor militar de la ONU se me ha pedido un informe sobre la actuación del Mando Estratégico Global durante los ataques Ichar, para entregarle una copia a los países miembros de la ONU, y que cuenten con elementos de decisión para su posible disolución.

Este es mi resumen, podrán acceder al original completo si así lo desean, pero las conclusiones y hechos demostrados son los mismos en ambos originales.

Los Ichar llegaron a la tierra en medio de un terror sobrenatural. Precediendo su llegada, los océanos se habían alzado cientos de metros. Los cielos cambiaron, y el sol no parecía capaz de sobrepasar la capa de nubes que cubrió la casi totalidad del planeta. Los cielos siempre grises siempre oscuros, sólo dejaban ver el sol cada cierto tiempo, y hasta éste parecía brillar con menos fuerza. Allí donde las ciudades costeras no habían sido totalmente anegadas por las aguas, sus escasos habitantes sufrían las continuas desapariciones de sus seres queridos, como si se los hubiese tragado el mar.

Parecía el fin del mundo, y como siempre que ocurren estas cosas, numerosas sectas surgieron predicando sus diferentes remedios, o sus diferentes interpretaciones sobre cómo sería dicho final.

Ninguno de ellos acertó.

De las profundidades marinas surgieron unos seres terribles, ebrios de poder, cada uno de los cuales representaban los temores más arraigados de la humanidad. Capaces de destruir ciudades con sus manos, estos solitarios seres aparecieron esporádicamente al principio, arrasando todo aquello que encontraban a su paso, y dejando un rastro de destrucción y un reguero de muerte por donde pasaban.

Eran los Ichar, seres de nuestro pasado, los antiguos dominadores de la tierra. Una especie inmortal que había regido los designios del planeta durante millones de años, y que ahora regresaba sólo para ver sus dominios ocupados por nuestras ciudades y por nosotros, bestias inferiores a su modo de ver.

Con el tiempo, se descubrió que esta raza había tenido que abandonar la superficie de la tierra para poder sobrevivir a una catástrofe que les llevó a las profundidades marinas, donde esperaron el día de su retorno, el día de la venganza.

Después, los ataques se hicieron más frecuentes y sistemáticos. No eran ataques organizados, salvo alguna excepción, pero nuestras ciudades se vieron arrasadas, los campos plagados de bestias que amenazaban a los hombres, y los ejércitos de las diferentes naciones impotentes ante la feroz furia de estos desconocidos.

Los ejércitos de los hombres se unieron en una fuerza única llamada Mando Estratégico Global. Desde este ejército centralizado se coordinaron las operaciones defensivas en todo el mundo. Si bien los países y naciones olvidaban sus diferencias para aportar tropas a este ejército común, sus gobiernos decidían mantener la independencia del Mando Global.

A pesar de los esfuerzos de muchos políticos y generales, las naciones de los hombres permanecieron separadas en todo menos en su ejército. Si tenían que morir, la Humanidad lo haría como había vivido, dividida.

Numerosos grupos de presión y partidos surgieron a raíz de la llegada de los Ichar. Sus diferentes opiniones diferían principalmente en cómo afrontar la amenaza de estos seres. Unos decían que debíamos pactar con ellos una tregua, otros pobres locos los consideraban sus amos que habían vuelto para llevarles allí donde los hombres nunca habían estado, la mayoría sólo quería más poder sobre sus congéneres.

Sin embargo, a pesar de las tremendas divisiones intestinas de las naciones, el Mando global no se dejó llevar por los politiqueos ni la desesperación.

Como primera medida defensiva, el Mando estableció una serie de zonas de actuación, cada una de las cuales tendría el tratamiento de un territorio militarmente independiente de los demás. Así, se esperaba que cada zona se defendiese, coordinando los recursos militares de los países que formaban dicha zona. Las zonas geoestratégicas fueron las siguientes.

Las zonas del mundo

Zonas Geoestratégicas D.I. (Después de los Ichar)

·  Europa Centro-Sur. Que incluye a la práctica totalidad de los países de la antigua Unión Europea y los países del Norte de África Occidental.

·  Europa Nor-Oriental. Que incluía a los países bálticos, Rusia, Ucrania, y los países del Este, así como a los países Nórdicos.

·   Africa Nor-Oriental. Que incluye Grecia, Turquía, Egipto, Líbano, Palestina, Israel, siria y los países de la Zona.

·  África Central. Toda la franja del África Subsajariana.

·  África Sur-Oriental: con Sudáfrica, Madagascar y algunos países más de esta zona.

·  Oceanía.

·  América del Norte: desde Panamá hasta Canadá, pasando por los Estados Unidos y México.

·  América del Sur. Desde Colombia hasta Argentina.

·  Asia Centro-Norte. El territorio más despoblado y pobre apenas se tenía en cuenta políticamente, pero el Mando Global le consideraba un territorio más a defender.

·  Asia Oriental. Incluye India, Nepal, Japón, china, Corea y los Tigres Asiáticos, así como las islas de Singapur, Filipinas,

A pesar de estas divisiones sobre el terreno, el Mando Global coordinó los equipos y las fuerzas de cada región de forma que se apoyasen mutuamente, intercambiando material, información y apoyándose en las operaciones defensivas.

Así, por ejemplo, durante el ataque a Constantinopla, tanto las fuerzas de la zona Europa Nor-Oriental como las de Africa Nor-Oriental acudieron en la ayuda de la ciudad, y si bien no pudieron detener la destrucción de la ciudad, sí pudieron retener las fuerzas de esclavos y bestias Ichar lo suficiente como para que los sectores más poblados se evacuasen, y con apoyo naval y aéreo, pudieron hacer que los dos Ichar que habían atacado la ciudad se retirasen a descansar.

Es cierto que en casi todas las victorias aparentes de los hombres, si los Ichar hubiesen querido, hubiesen podido destruir todo lo que sus ojos contemplaban, y que si se retiraban era por aburrimiento de matar a tantos y tantos seres inferiores, pero las Fuerzas del Mando Global intentaban contraatacar como podían, abatiendo enormes cantidades de bestias, al tiempo que perdían también muchos valientes soldados.

Eso sin contar las vidas, millones, que salvaron al retener los ataques los suficiente como para que sólo los más lentos en abandonar sus hogares muriesen. Docenas de pilotos y cientos de soldados dieron sus vidas esos días para que millones de congéneres pudiesen escapar a la muerte segura que los Ichar traían consigo.

Las horribles narraciones de estas batallas podrán ustedes leerlas al final del informe, como un anexo, así como las vivencias de algunos soldados supervivientes, pero baste decir que estos relatos son tan desgarradores que aterrorizan a cualquiera con sólo leerlos, imagínense el haberlos vivido.

Las Fuerzas Globales son las únicas que durante los ataques mantuvieron el tipo, las únicas que defendieron los países y a los hombres y mujeres que los habitaban, mientras éstos se hundían en luchas intestinas y en patéticas luchas de poder.

Es mi deber recordarles, que mientras ustedes se peleaban por los despojos que los Ichar dejaban sobre la mesa, eran los soldados, hombres y mujeres, que componían las fuerzas que ustedes quieren desmantelar, los que arriesgaban su vida para hacer que los Ichar se retirasen, o simplemente para ganar algo de tiempo. Hemos cambiado tiempo por vidas de valientes jóvenes, la estrategia nos ha salido bien, pero no por nosotros mismos, sino porque los mismos Ichar se han enfrentado en una guerra civil. Si el bando que confía en los humanos no hubiese obtenido su momentánea victoria, los humanos seríamos en pocos meses un recuerdo en la superficie de este planeta.

Por último, no sabemos si los Ichar Renegados podrán mantener mucho tiempo su postura y su posición de poder. Por lo que sabemos, las fuerzas están muy divididas, y todo el equilibrio podría cambiar en una noche, y ni todo el orgullo de los hombres podrá salvarnos si no permanecemos unidos.

Concluyendo mi informe, sólo la actuación coordinada de las fuerzas Globales salvó a la Humanidad de la extinción, sin ellas, ni siquiera la tregua con los Ichar que estamos disfrutando en los últimos meses hubiese servido para salvar a los pocos supervivientes que hubiesen quedado de los ataques iniciales. Pues no hubiese quedado nadie para declararla.

Anexo al Informe de la ONU.

Como pueden comprobar, los oficiales que han servido en el Mando Global mantienen una gran lealtad a sus ejércitos incluso tras haber sido recabados para misiones no militares.

Por ello, este comité asambleario solicita a los estados miembros con derecho a veto, que recorten el poder del Mando Global antes de disolverlo, con el fin de evitar un levantamiento que sin duda, recortaría el poder que los estados poseen, antes de ser sofocados.

Como última recomendación, hacemos constar nuestro interés, que coincide con el de todos ustedes, sobre la necesidad imperiosa de eliminar de la forma más silenciosa y discreta posible a Carlos Nova, Director Militar del Mando Estratégico Global, y sustituirlo por un general más afín a nuestros intereses.”

Anuncios
Explore posts in the same categories: La Humanidad, Trasfondo

One Comment en “EL MUNDO DE LOS HUMANOS”

  1. gianna Says:

    no lo lei porque es muy largo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: