Las Hijas de Lilith

Existen numerosas organizaciones y movimientos internos en la sociedad Ichar. La mayoría de ellas están compuestas por Ichar de clases media y baja, quienes, sabedores de los límites estrictos que su sociedad pone a su progreso, se asocian intentando romper los monopolios de los gremios, las Altas Casas, las Ciudades y las Legiones.

El Gremio Oculto comenzó en su momento como uno de estos movimientos, pero la importancia que ha adquirido le ha convertido por derecho propio en un gremio, aunque no esté reconocido oficialmente omo tal.

Las Hijas de Lilith

Lilith, según las más antiguas leyendas Ichar, fue el primer Ichar femenino que vio la luz gracias al Creador. Como uno de los Seis Primeros, compartió en dominio del mundo con sus hermanos, los padres de todo el Imperio, sus nombres son venerados: Sibilian, Primarcar, Litharian el maldito, Nardish, Lilith y Segria, la Encantadora. Todos ellos leyenda viva entre los Ichar, a pesar de que muchos de ellos han desaparecido, e incluso muerto.

Pero alrededor de Lilith ha surgido toda una subcultura que adora su figura de forma religiosa. La consideran artífice de la guerra contra los humanos, y la veneran por intentar detenerles antes del Gran Éxodo. Según ellos, su madre volverá pronto para regir a los Ichar, y les hará recuperar la grandeza de los tiempos antiguos, cuando todo el cosmos temblaba sólo con su presencia, y ni las estrellas se atrevían a desafiarles.

Evidentemente, en este grupo hay más religión y fanatismo que verdadero conocimiento histórico, pues el Imperio Ichar es ahora más extenso que nunca, y sólo la proliferación de las clases bajas puede tomarse como un signo de debilidad. Eso, y la presencia de los Renegados y sus aliados humanos.

El punto de inflexión

Durante la Guerra Civil, una de las Hijas de Lilith, Lochar, estuvo apunto de hacerse con el control del arma definitiva de Nueva Atlántis, y sólo la traición de Taliadar (Litharian) pudo evitar que consiguiese su objetivo de hacer retornar a Lilith de su destierro.

Si lo hubiese conseguido, y la primera Esposa hubiese pisado de nuevo este planeta, las peores profecías de los hombres se hubiesen quedado cortas ante la maldad de este Ichar todo poderoso.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Trasfondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: