Legión Leviatán

Esta famosa legión recibe su nombre de su mayor fuerza de ataque, las bestias Ichar llamadas Leviatán.

Con casi un centenar de ellas en sus filas, esta legión puede derrotar, y ha derrotado, a cualquier enemigo subacuático al que se enfrente.

Los músculos de la legión

Dichos leviatanes, formados en dieciséis escuadras de seis, han sido alterados por la magia arcana de los Ichar para no tener que respirar, por lo que suelen ser empleados en campañas de combate que requieran inmersiones prolongadas en océanos líquidos, gaseosos, metales como el mercurio, etc.

A dichas fuerzas les acompañan una decena de Sertians, cincuenta krakens Ichar y cientos de bestias menores, claws, tlian, etc.

Además, miles de esclavos forman sus líneas de combate, dispuestos a lanzarse en cuanto sus bestias abran una brecha en las defensas enemigas.

Los nervios de la legión

A todos ellos les dirige una hueste de 8 Señores de las bestias Ichar, secundados por un centenar de Ichar menores pertrechados con afiladas hojas y doradas armaduras. Su líder es Dor-kal, el Bestial, un enorme y musculoso Ichar peludo, adaptado a nadar en el agua, con tres enormes aletas dorsales y membranas entre los dedos.

El cerebro de la bestia

Conocidos en todo el cosmos son también sus consejeros y lugartenientes, los Tres Amos. Tres poderosos Ichar cuyo único objetivo es derramar la mayor cantidad de sangre enemiga y probar la eficacia de las bestias de guerra en acción.

Acciones famosas de Leviatán

Esta legión se ha hecho famosa por la batalla de las Espérides, donde asaltó una fortaleza enemiga con un millón de soldados enemigos al pie de un océano de mercurio. La verdad es que tuvo que ser aterrador ver a los leviatanes arremeter contra los muros de acero que hundían sus pilares en los plateados océanos, y destruirlos como si fueran de papel. Aquellos que cayeron al mar pudieron ver la avalancha de esclavos que se les echaba encima. Después, las cerradas formaciones de los Ichar, entraron en la ciudad repartiendo muerte con el filo de sus armas y sus vastos poderes, entre el humo que empañaba los dorados metales. Los focos de resistencia eran ablandados con descargas de gran poder de los Altos Ichar, y después engullidas por una marea de bestias.

Fue hace cien mil años, pero las estatuas todavía adornan el Arcum Máximun de Sherian-Dragon, y los capiteles de la ciudad origen de la Legión, ciudad Ciclops.

Dicha ciudad, y los generales de la legión, han ganado muchos territorios, fama y riquezas, no sólo por esta victoria, sino por las muchas que a lo largo de su historia ha conseguido esta poderosa armada, orgullo de los Señores de las Bestias de Ciudad Ciclops.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Legiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: