Los Nuar

Los Nuar

Historia de los Nuar.

” Ellos llegaron del cielo, como una condena que nos expulsó de nuestro sagrado planeta. Ahora, somos nosotros los que viajamos por las estrellas, y llevamos la voz de nuestra desgracia a aquellos que puedan escucharnos. Los Ichar están en todas partes, y sabemos que nos encontrarán. Por ello debemos expandirnos, para que no puedan destruir nuestra civilización. Somos nómadas, somos errantes, somos los nuar.”

Una raza unida

La civilización Nuar es otra de las víctimas de los Ichar. Cuando estos despiadados asesinos llegaron a los bordes de esta avanzada civilización, no se anduvieron con preámbulos. Reunieron cuatro legiones y las lanzaron contra las barreras y las fortalezas de los Nuar. Éstos, desprevenidos, fueron aniquilados por los poderes y por las hordas de esclavos de los Ichar.

En pocos días, toda una cultura con cientos de miles de años de antigüedad fue erradicada. Los supervivientes a la primera oleada contemplaron como otras tres legiones se unían a las que ya ocupaban su planeta. Sólo les quedó La Hégira.

Lo que quedaba de este pueblo abandonó su mundo en cuestión de días. Sus enormes ciudades se elevaron a los cielos, llevándose consigo millones de nuar. Otros muchos quedaron atrás, y otros tantos murieron cuando los Ichar atacaron las naves en retirada.

Desde entonces los nuar han llevado una vida errante, nómada. Viajando de sistema en sistema, los nuar ocupaban planetas donde recogían recursos, aumentaban su población y construían más ciudades errantes, para después partir en busca de nuevos sistemas donde desarrollar su cultura.

De vez en cuando, las ciudadelas nuar se encuentran en el espacio, forman durante unas décadas enormes enjambre de ciudades, entremezclan su cultura y sus genes, y luego parten en busca e nuevos sitios que colonizar. Creen que la dispersión y su creciente número les permitirá sobrevivir al también creciente poder de los Ichar.

Anunciando la llegada del enemigo

Allí donde van, los nuar llevan la advertencia de la maldad de los Ichar, y previenen a todas las culturas que localizan contra estos despiadados seres. Así, los nuar pretender prevenir al cosmos ante el mal que estas bestias primigenias y sus esclavos representan.

Si encuentran una colonia Ichar, o una partida de exploración, los nuar enseguida emprenden la huida, y entre las ciudadelas flotantes se cantan las canciones de aquello nuar que fueron lo bastante osados y locos como para creer que podrían atacar a alguna débil compañía Ichar. Todos ellos perecieron bajo os poderes desencadenados de sus enemigos.

Sin embargo, allí donde van, las enormes y muy avanzadas ciudades nuar, causan un extraño comportamiento en otros seres vivos. No se sabe si es por la presencia de las extrañas energías que manejan, o por la exposición a los propios poderes de los nuar, pero aquellos seres vivos que durante cierto tiempo se encuentran en presencia de una ciudadela nuar, desarrollan poderes propios.

Artos de escapar

Dentro de la sociedad nuar, sin embargo, se está extendiendo un movimiento, sobre todo entre los jóvenes. Los líderes de esta facción, que han madurado durante generaciones, proclaman que los nuar son superiores a cualquier raza que se encuentren, incluidos los Ichar. Pues no mantiene apego a ningún planeta, colonia ni lugar. Si una ciudad es destruida, los supervivientes crean otra, y si un planeta es atacado, en seguida es abandonado por sus habitantes.

Eso, dicen los partidarios de esta facción, les hace extremadamente versátiles, y por lo tanto guerreros ideales en una guerra de guerrillas. Escuchemos las palabras de Amur.Dorian, prelado nuar en la ciudad de Nueva Esperanza “… podemos llevar la muerte con nosotros, podemos atacar donde ellos nunca se lo esperan, y si lo hacemos en gran número, podemos vencerles. Muchos de nosotros morirán, pero si no les vencemos, ellos nos destruirán a nosotros. No creáis que nuestra actitud errante nos evitará el exterminio, sólo nos hace más fáciles de cazar, pero en lo que sí nos convierte, es en los cazadores perfectos.”

Las diversas ciudades nuar que han acatado esta nueva filosofía se reunieron en un punto secreto en el corazón de la galaxia, y desde allí partieron en la búsqueda de más fuerzas. Numerosas ciudadelas errantes se les han unido, y su número crece cada década. Pronto, se vieron con fuerzas para atacar a una partida de cinco Ichar y cientos de esclavos. A pesar de las pérdidas, los cuerpos de estos Ichar adornan las cámaras de crioéxtasis de cinco de las ciudades nuar, como trofeos de batalla.

Aumentan los partidarios de la acción

Después, las emboscadas se sucedieron una tras otra, y el éxito atrajo a cada vez más ciudades.

Ahora, los nuar se preparan para la gran batalla que les espera, pues han causado pérdidas de consideración a los Ichar, y éstos no perdonan. Ni siquiera los rumores de una paz a nivel de todo el cosmos han conseguido aplacar los preparativos nuar, y allí donde una ciudadela nuar localiza un enclave Ichar, pasa de largo vigilante, respetando de momento la tregua. Pero esta situación es pasajera, y una gran armada nuar, con cientos de ciudades y muchas ciudadelas aliadas, está preparando un gran ataque que descabece al Imperio Ichar. Aunque tarde mil años en estar preparada.

Hay un reciente descubrimiento que ha realizado una nave nuar que podría cambiar la decisión de esperar de la gran armada. Han localizado el planeta natal de los Ichar, la Tierra.

La Civilización Nuar.

Divisón de castas

Durante cientos de miles de años, el sistema de castas de los nuar, y su mente grupal, han logrado que esta civilización prospere en toda la galaxia, como un enjambre disperso pero coexionado. Los nuar son unos humanoides de esbeltos cuerpos, de unos dos metros y medio o tres metros, cuyas pieles de diversos colores muestran a la casta a la que pertenecen.

Los de piel rojiza son obreros, artesanos e inventores, los de piel azul son embajadores, nobles y políticos. Los de piel dorada son los líderes espirituales de los nuar, quienes dirigen las naves colmena con sus visiones.

Mente colmena

Los nuar poseen una mente grupal, no es que sólo posean una mente colectiva, sino que cada individuo piensa en el bien común de su grupo, y cada grupo en el de su ciudad, y cada ciudad en el de su civilización. Poseen un sentido innato para hacer las cosas que favorecen a su raza. Los nuar siempre ayudan a los nuar, jamás se abandonan a menos que sea por el bien común.

Esto les ha permitido prosperar como civilización en la galaxia. Su número siempre creciente no les ha impedido coexistir con otras razas, pero su raza está alcanzando tal tamaño, que para continuar su expansión pueden tener que entrar en conflicto con otras razas. Sus líderes esperan que esto no convierta a los nuar en una raza despiadada como la de los Ichar.

Uno con la tecnología

También les ha ayudado a desarrollar una tecnología muy avanzada. Cada ciudad recoge muestras y avances de todo el cosmos, y luego los intercambia con todas las ciudadelas que se encuentra. Así, en poco tiempo, numerosas formas de contemplar la ciencia han desarrollado sus teorías. Las ciudades flotantes nuar son una muestra de tecnología avanzada, con enormes paneles autorreparadores, armamento de plasma, y extrañas fuentes de energía.

Enormes arcos de metal pulido, de atrium y acero endurecido recorren las bóvedas de sus ciudades, y los motores mueven estas colosales estructuras por el espacio sin provocar la más mínima vibración al entrar en una atmósfera. Cuando una de estas ciudades se acerca a un planeta no hostil, el sol refleja en su bruñida superficie sus rayos, y los habitantes el planeta pueden verla como una estrella en el cielo que se acerca despacio, incluso durante el día.

Enjambres de ciudades

La gran unión de más de cien ciudades nuar es otra de las maravillas de esta raza. Cuando viajan por el espacio, lo hacen en enjambres de diez o veinte, para evitar ser detectados, pero cuando algún enemigo esta cerca, los nuar se reúnen como un gigantesco enjambre que se protege mutuamente.

Así mismo. Durante sus cacerías, los nuar utilizan complejos y avanzados vehículos de alta tecnología como nunca se habían visto, y su potente armamento, en conjunción con sus enormes poderes, les permite rivalizar con las razas más poderosas. Pero lo que les hace más peligrosos es que atacan por miles allí donde descubren un enemigo. Despedazan lo que pueden, y se alejan cuando se ven en peligro, aunque queden enemigos con vida, pues saben que esta guerra, en la que llevan combatiendo miles de años, se ganará por desgaste. Los nuar están dispuestos a ganarla para sobrevivir.

La actitud de los Ichar ante los nuar varía desde el odio que les profesan abiertamente muchas casas que han perdido expediciones a sus manos, hasta la admiración que produce su estilo de vida en algunos renegados.

Si los Renegados, al mando de Primarcar, sus descendientes y los hombres logran impones en los próximos siglos la paz entre las razas, y aplacar el odio latente en los corazones de los Ichar, los nuar podrían realizar una aproximación hacia sus eternos enemigos, pues sus corazones no albergan resentimiento, sólo deseo de supervivencia.

Las ciudades Nuar.

Estructura de una ciudad Nuar

Además de lo que ya se ha descrito, las ciudades nuar siguen una serie de especificaciones comunes, que, salvo raras excepciones, las asemejan a una colmena.

En el centro de la ciudad, se encuentran las plantas de energías, protegidas por numerosas capas defensivas. Al igual que los motores anti gravedad. Cercanas a ellas, están las habitaciones privadas de los dorados videntes y profetas.

Más hacia el exterior, se encuentran las salas de los políticos, las torres de comunicaciones y los lugares de investigación tecnológica, las bibliotecas y universidades.

En la penúltima capa se encuentran las instalaciones fabriles y los centros de procesamiento de alimentos. Es aquí donde la población estrictamente controlada de las ciudades cultiva sus propios alimentos y fabrica lo que necesitan para las labores diarias.

Por último, la capa más externa alberga las instalaciones más prescindibles, los centros de recreo, los balcones para contemplar las masas de nubes cuando llegan a un planeta, los paseos que permiten ver las constelaciones en los viajes espaciales, etc. Estos paseos y balcones se cubren con una cubierta de cristal de tremenda resistencia cuando las ciudades abandonan un planeta para realizar una larga travesía por el cosmos. Entonces, la enorme mole de una ciudad nuar, se eleva, creando pequeñas turbulencias en la atmósfera del planeta, y se libera de su gravedad para realizar un viaje en el que nacerán y morirán cientos, quizás miles de generaciones nuar.

Tecnología Nuar

Puedes ver los instrumentos nuar en el capítulo de armamento y equipo, sin embargo, en líneas generales, los nuar utilizan, a diferencia de los serpian, la producción en masa para fabricar sus equipos.

Su tecnología es mucho menos artesanal, y eso se nota en el diseño. Las naves y armamento nuar son el ejemplo perfecto de tecnología revolucionaria de cualquier película o libro de ciencia ficción. Por ello, su presencia en tu juego podría alterar el ambiente de la épica que estás construyendo, e ir directamente contra la iconografía y la estética del juego. El incluirlos está en tu mano, Director de Guerra, es tu partida.

Un poco más adelante, encontrarás un anexo en el que te ofrecemos una crónica alternativa de los hechos. En ella, los nuar llegan a la tierra al proclamarse la tregua con los Ichar, y comienzan a interaccionar con las demás razas sobre la superficie del planeta, mezclando sus culturas con la humana y con los Ichar, en una mezcla explosiva que sólo tú sabes cómo va a terminar.

Sin embargo, nosotros te recomendamos que dejes a los nuar como trasfondo para una posible aventura, pues tenemos planes para esta extraña raza. Serán los protagonistas de la nueva trilogía que empezará cuando termine la que está en curso.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Razas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: