Marca de Arium

Arium fue un Ichar de clase baja que desarrolló una gran variedad de poderes. Su dedicación y tesón le convirtieron en un poderoso soldado, que luchó en cientos de batallas.

Cansado de la vida mediocre a la que se condena a la mayor parte de la población de Ïliarth que no tiene aptitudes para la magia, Arium se enroló en la Legión de Hielo, una de las más temibles de su ciudad.

Combatió a los Nolr en las cavernas de fuego de Usmiel y allí se ganó el apodo de Arium, el Apasionado, por la pasión que ponía en todos sus combates.

Cuando los Nolr invocaron una enorme criatura de fuego y plasma de su estrella, y ésta entró por el techo de la caverna derribando a su líder, sólo Arium se arriesgó para salvarlo. Como premio por sus acciones, Arium recibió una pequeña marca para su gobierno, cedida por el líder de su legión a quien salvó la vida.

Un pozo sin valor

La Marca estaba situada en una grieta entre dimensiones, y se componía de un conjunto de planetoides grises, dominados por un enorme castillo de roca y cristal.

Arium no se conformó con esta vida retirada y los crueles placeres a los que se abandonan los señores Ichar, ni le importaban los privilegios de la nobleza. Algunos de sus compañeros de legión ya licenciados, y muchos de sus esclavos le acompañaron. Juntos, Arium y los demás exploraron los yermos planetoides. Tras muchas pequeñas aventuras, encontraron… ¡Atrium!

El Atrium y la guerra invisible

El Atrium es un extraño metal que, mezclado con otros materiales y cristales aumenta la dureza y la resistencia de éstos.

Las riquezas fluyeron hacia la ahora llamada Marca de Arium y pronto, con la ayuda de los señores de las bestias y los genetistas, el verdor de los bosques sustituyó el gris de las rocas.

Celoso de envidia, el Líder de la Legión de Hielo, ahora retirado, intentó recuperar sus antiguos dominios, y una guerra encubierta estalló entre ambos. Una guerra que llegó hasta el Alto Consejo de las Mareas.

Al fin, todo llegó a su conclusión cuando Arium renunció a su posición a favor de sus descendientes, para evitar el escándalo por el asesinato de su rival.

Nadie sabe lo que le ha sucedido a Arium en este millón de años, pero se rumorea que pudo unirse a las filas de los Renegados, y haber sobrevivido a la Guerra Civil Ichar.

¿Qué hará si vuelve a su antiguo hogar, y lo ve convertido por sus descendientes en una marca de esclavos, donde las minas resuenan con los gritos y gemidos de los desgraciados que trabajan en la oscuridad? ¿Cuándo vea sus preciados bosques, orgullo personal, talados para construir barracones para los esclavos y tablones de sustentación, y sustituidos por negras copias carnívoras que son más una cárcel para evitar fugas que un lugar de solaz? Sólo el Creador lo sabe.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Marcas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: